ESTÁS A PUNTO DE SABER UN POCO MÁS SOBRE ABRICOT.



Te vamos a contar quiénes somos, de dónde venimos y alguna otra cosa más para que puedas saber qué hay detrás de esta web y los mostradores de nuestras tiendas.



Este humilde proyecto arrancó en 2009 con la apertura de la primera tienda en el centro de Bilbao. Por aquel entonces, un joven A decidió emprender en el mundo de la moda y las zapas con poca idea pero mucho valor. Fueron años de dedicación y aprendizaje, y consiguió hacerse un hueco en el mercado gracias al equilibro en la mezcla de marcas. En Abricot podías encontrar ropa "relajada" y calzarte unas sneakers al mismo tiempo. Y encontrar una tienda así no era tan fácil como puede parecer ahora.

J siempre andaba aportando ideas y arrimando el hombro, su incorporación al equipo en 2013 fue natural pero inesperada. De esas cosas que surgen y resulta que funcionan. Y con ese soplo de aire fresco y energías renovadas se inauguró la tienda de Artea.


El primer año fue de locos, de no parar, de reformas, de nuevas marcas, de hacer escaparates los domingos. Muchas marcas han pasado por nuestras perchas y con ellas hemos ido dando forma a lo que somos ahora. Con nuestra pequeña tienda online abierta al  mundo y un equipo de 4 personas. A, J, I y A. Sin olvidarnos de V, fue genial que pasara unos años con nosotros. Junto a ella sentamos las bases de cómo queríamos ser, de cómo queríamos atender y cuidar a los que nos visitaban y compraban.


Y aquí estamos, intentando que comprar en nuestra web sea casi como pasar por nuestra tienda. Elegimos lo más bonito de las marcas que más nos gustan para que encuentres esa mezcla perfecta con la que te sientas identificado.


Si quieres saludarnos solo tienes que escribirnos a info@abricotbilbao.es, estaremos muy contentos de atenderte y te responderemos en cuanto podamos, no vaya a ser que nos pilles regando las plantas o preparando esos looks que tanto nos gusta subir a Instagram.


Mientras tanto, seguiremos atendiendo, visitando showrooms, ordenando al milímetro las prendas, haciendo fotos y contándote cómo nos va.


Gracias a todos nuestros clientes del pasado, presente, futuro y, en especial, a los que siempre vuelven.